Katmandú es una ciudad de contrastes, ya lo habrás oído. También es una ciudad en la que todo está mezclado: nepalíes, chinos e indios; bares de copas, touroperadores y lavanderías. Las calles rebosan de tráfico, tráfico de todo tipo: motos, trciclos, tuktuks, bicicletas, rickshaws, taxis, autobuses… y entre todos ellos, gente a pie.

Y siempre están en movimiento, de arriba hacia abajo, de un lado hacia otro, participando en el torbellino de la vida. Y al cabo de unas horas, una ve que dejas de temer por tu vida en la carretera y empiezas a disfrutarlo, empiezas a notar las miradas, empiezas a hacer conexiones humanas que te ayudan a parar en un momento y respirar, sin importante el caos aparente que te rodea.

Nepal-Kathmandu

Nepal-Kathmandu

Nepal-Kathmandu

Nepal-Kathmandu

Nepal-Kathmandu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.